Ley de transmisión y equidad tarifaria golpean cuentas eléctricas de empresas en enero
Facebooktwitterlinkedin

Desde Ecom Energía indican que un cliente industrial con un promedio de consumo de 300 mil kilowatt/hora podría ver un incremento de $450 mil en su cuenta con motivo de la puesta en marcha de los nuevos cálculos basados en la nueva ley de transmisión. (Pulso)

Dos alzas en las tarifas eléctricas en menos de doce meses han tenido que absorber una serie de empresas en el país, las que se encuentran tanto en el segmento regulado como libre.

A los efectos de la puesta en marcha de la equidad tarifaria residencial, que apunta a equiparar las cuentas de la luz entre aquellos usuarios que están más alejados de los centros urbanos respecto a los que se encuentran insertos en ellos; se sumó la puesta en marcha de la nueva Ley de Transmisión. Esta última incluye en sus ejes el cambio en la tarificación, robustece y entrega una mayor seguridad al sistema.

La ley de equidad tarifaria apunta a que las tarifas máximas que las empresas distribuidoras podrán cobrar por suministro a usuarios residenciales no podrán superar el 10% del promedio nacional, siendo financiada por los clientes residenciales con consumos mayores a 200kWh al mes. No obstante -punto que pasó un tanto desapercibido en la tramitación-, la misma normativa que se activó en octubre pasado establece que si el diferencial no se logra financiar con los clientes residenciales, el costo debe ser absorbido progresivamente por todos los demás consumidores sometidos a regulación de precios que estén bajo el promedio señalado anteriormente.

“En algún momento hubo un cambio y se incluyó a los regulados como un todo; entonces este ya no sería un subsidio de los residenciales que consumen más a aquellos que por ubicación tienen tarifas altas, sino que si esa plata no cubre la diferencia, el restante será cubierto por todos los regulados que no están en ese ámbito, es decir, la alta tensión. Y la forma en que se decidió implementar es que el reajuste fue, no como en el reconocimiento en la generación local que era un reajuste en la generación de energía, sino que se cargará a los costos de los activos de la distribuidora. Y al hacer esto, lo que hace es distribuirlo a cualquiera que utilice la red de distribución incluido los libres” explica Sebastián Novoa, director ejecutivo de Ecom Energía.

En la práctica esto generó -según recoge Ecom Energía- a que si una empresa en Buin sometida al sistema regulado a mediado de año pagaba sin el elemento de equidad tarifaria $3,1 millones en su cuenta, esta subiese a $3,25 millones. Mientras que en el caso de los clientes libres, el tipo de peaje subió 12,5%.

En Illapel -que fue elegido de manera aleatoria-, en tanto, las tarifas de suministro para el mes de julio de 2017 en el caso base podrían haber alcanzado $3,1 millones, pero por efecto de la equidad tarifaria se incrementaron a $3,14 millones; mientras que los clientes libres vieron variar sus cuentas, en el mismo mes, de $278 mil a $319 mil. Para este ejercicio se utilizó un cliente que consume 35.000 kWh de energía, 130 kW de potencia suministrada y 55 kW de potencia en horario punta.

A esta situación se suma la entrada de la nueva ley de transmisión eléctrica, aprobada el 2016, pero cuya nueva tarificación se implementó en enero pasado. “La transmisión subió aproximadamente $1,5 por kilowatt/hora, tanto para libres como para regulados, pero como el regulado paga más $1,5, pesa menos. Y si el consumo promedio de un cliente industrial es de 300 mil kilowatt/hora, subiría unos $450 mil solo por la transmisión”, comentó Sebastián Novoa.

Con todo, comenta que “hay algunos clientes que en octubre pagaban $1,5 millón, en diciembre casi $3 millones y a enero pagarían $3,6 millones”, y sigue: “al final a la gente le subió la cuenta dos veces en menos de dos meses”.

Prueba de todo lo anterior es la composición de la cuenta de clientes industriales que la asociación de Empresas Eléctricas publica mensualmente. Si en julio, una cuenta de clientes industriales de Enel tenía un costo de $2,944 millones, ahora esa misma cuenta alcanza los $3,2 millones. Mientras que en el caso de Frontel el salto es de $3,7 millones a $4,2 millones, un alza de 13,5% en seis meses.

Por ítem, la generación -que representa 79% de la cuenta en el caso tipo de Enel-, aumenta 7,6%. En tanto, el segmento de la distribución y transmisión -que en el caso de la nueva cuenta también incorporar un cargo por servicios público, que considera el financiamiento por parte de los de los presupuestos del Coordinador Eléctrico Nacional, el Panel de Expertos y el estudio de franja- se aumenta un 24,7%.

Fuente: Pulso

Facebooktwitterlinkedin
News Reporter
Revista Energía es el punto de encuentro de temas de interés nacional e internacional, convirtiéndola en un medio global.