Nanotecnología chilena funciona con éxito en reducción de gases y ahorro de combustible
Facebooktwitterlinkedin

En simple, un catalizador de combustibles mejora la velocidad de combustión dentro del cilindro, ya que los tiempos de combustión son extremadamente cortos. “Esto se consigue gracias a la aplicación de nanotecnología en el proceso de síntesis. La solución estándar de los autos catalíticos es terminar el proceso de combustión incompleto después del motor, en el así llamado catalizador, con lo que la energía adicional liberada allí se pierde completamente.

El realizar este proceso dentro del motor recupera esa energía, y este mecanismo es el que sube el rendimiento del combustible”, explicó Erwin Plett, gerente de Low Carbon Chile, única empresa nacional de nanotecnología Biofriendly que participó en un encuentro internacional en México organizado por la ONU donde se analizaron las investigaciones realizadas por el Grupo Horeb Latam, sobre pruebas tecnológicas en la innovación para el mejoramiento de combustibles a través de eco catalizadores, tendientes al aumento de la eficiencia energética y reducciones de emisiones de partículas cancerígenas llamadas Black Carbon.   

Este  mejorador de combustión Green Plus se está utilizando en 45 países. En Chile estos eco catalizadores están en prueba de rendimiento y resultados en faenas mineras en el norte del país, con el propósito de masificarlos  muy pronto a otras compañías, ya que efectivamente reducen la emisión de contaminantes. “Los PM2,5o partículas finas, son los contaminantes atmosféricos más complejos, junto a los gases como monóxido de carbono. La fuente principal del CO son los gases de los motores de combustión interna. El CO2, es uno de los principales responsables del efecto invernadero. Además, al utilizar la nanotecnología Ecofriendly se ahorra un 10% bruto en combustible, lo que es sustancial a gran escala.

Agregó que se están afinando los últimos detalles para recibir la Ecoetiqueta de las Naciones Unidas en octubre próximo, basado en la drástica reducción de las emisiones contaminantes, lo que permitirá a los usuarios certificar la reducción de emisiones y acceder al interesante mercado de los bonos verdes. Lo anterior va muy en línea con la reciente incorporación de Chile a la tendencia mundial de bonos verdes y sociales, un instrumento de renta fija de la Bolsa de Comercio de Santiago, que permitirá a las empresas financiar proyectos que posean un impacto positivo social o al medioambiente. “Esto nos demuestra que tenemos una economía que avanza para limitar los gases de efecto invernadero. Las finanzas verdes vienen a romper el paradigma”, concluyó Erwin Plett.

Facebooktwitterlinkedin
News Reporter
Revista Energía es el punto de encuentro de temas de interés nacional e internacional, convirtiéndola en un medio global.