Para hablar de interconexión en Latam, debemos culminar la unión efectiva de nuestro Sistema Eléctrico Nacional
Facebooktwitterlinkedin

Interconexión, igualdad de género, generación distribuida y futuro energético del país, son los temas referidos en esta entrevista en profundidad con la ministra de energía, Susana Jiménez. Para Revista Energía poder divulgar estos temas, es un punto relevante para la transición energética que está viviendo el país y a la cual se deben involucrar la mayor cantidad de ciudadanos. 

A casi un mes, el Gobierno y el Ministerio de Energía lanzaron la Ruta Energética 2018-2022. El Presidente Piñera agregó un onceavo compromiso a la lista oficial elaborada luego de que usted y su equipo visitaran 15 regiones, ¿cómo piensa unir la Interconexión Regional a los temas abordados en la Carta de Navegación que se presentó?

La interconexión eléctrica con nuestros países vecinos es una prioridad en nuestro trabajo, y se encuentra recogida en nuestra Ruta Energética, en el marco del Eje 3 – Desarrollo Energético: Inversión para el progreso. Este tema está unido a otras prioridades, porque la interconexión eléctrica otorga seguridad y flexibilidad al sistema eléctrico, permitiendo aprovechar la complementariedad de las distintas matrices energéticas y recursos energéticos disponibles en cada país; facilitando la incorporación de las energías renovables y la capacidad de respuesta ante situaciones de emergencia. Además, para interconectarnos con nuestros vecinos debemos, primero, culminar la unión efectiva de nuestro Sistema Eléctrico Nacional, materia que estamos apoyando.

¿Observó usted algún interés en la ciudadanía respecto de la Interconexión Regional durante las reuniones en las 15 regiones del país que llevó a cabo para elaborar la Ruta?

La interconexión regional fue valorada positivamente por la ciudadanía y relevada en varios de los talleres regionales, en especial en aquellas regiones con mayor cercanía a los proyectos de integración. Por ejemplo, en el proyecto de interconexión Arica-Tacna estamos elaborando estudios de factibilidad económica y técnica. También en Antofagasta el tema fue destacado, pues allí tenemos la única línea de interconexión con Argentina mediante la cual se han generado exportaciones de energía, pero también por el potencial solar que Chile tiene y la posibilidad cierta de producir y exportar energías limpias. También se mencionó en la Región del Biobío, ya que allí nos une con Argentina un gasoducto que llega hasta la zona de Neuquén, donde se encuentra Vaca Muerta, una de las mayores reservas de gas no convencional del mundo.

BRECHA ENERGÉTICA

Terminar con la brecha energética en el país es una gran meta que se ha propuesto el Ministerio, ¿cuáles son las zonas del país donde aún existen familias y/o comunidades sin electricidad? ¿Existe un catastro que indique de cuántas personas estamos hablando?

Se estima que existen más de 15.000 familias sin acceso eléctrico en localidades rurales y/o aisladas, y otras 15.000 con suministro parcial o dependiente de combustibles fósiles. Adicionalmente, en lo que respecta a disponibilidad de agua caliente sanitaria, el 12% de la población no tiene acceso, lo que aumenta a 30% en el sector rural. Las familias están ubicadas principalmente en zonas cordilleranas de las regiones de Arica y Parinacota, y Tarapacá, sectores costeros de las regiones de Antofagasta y Atacama, valles de la región de Coquimbo y comunidades indígenas alejadas de centros poblados en las regiones del Biobío y La Araucanía. En el extremo sur se encuentran en lugares de difícil acceso de la Patagonia. Como ya mencioné, por ahora el número es solo una estimación, por lo que nuestro primer Mega Compromiso de la Ruta Energética es levantar un mapa de vulnerabilidad energética del país, identificando a las familias que no cuentan con electricidad y otros servicios energéticos, para luego comenzar a cerrar esta brecha.

4.- ¿Considera que las cooperativas eléctricas podrían cumplir un rol en ese sentido?, ¿ha tenido acercamiento con ellas?, ¿participaron en las reuniones de la Ruta Energética?

Durante el ejercicio participativo y descentralizado de la Ruta Energética participaron diversos actores del sector eléctrico, y las cooperativas eléctricas no fueron la excepción. Esperamos seguir trabajando juntos, por ejemplo, en la discusión de la nueva ley de distribución. Sin duda, las cooperativas eléctricas son un aporte en la electrificación rural, ya que muchas de ellas están ubicadas en las regiones donde hay déficit en ese sentido, por lo que esperamos contar con ellas a la hora de materializar las extensiones de las redes de distribución, que permitan acceder a este servicio básico a muchas familias. No es posible ser un país desarrollado mientras tengamos chilenos sin electricidad en sus casas. Ello será una prioridad para el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, y el sello social que le queremos impregnar a nuestro ministerio.

¿Cuáles serán las primeras medidas a tomar para avanzar en el término de esta brecha?, ¿son suficientes 4 años?

La Ruta Energética es una carta de navegación para los próximos cuatro años. Como señalé anteriormente, el acceso universal será una prioridad y nos comprometimos a conectar o mejorar el servicio eléctrico de miles de familias. Como lamentablemente no existe claridad en el número exacto de viviendas sin acceso, no podemos saber a priori si 4 años serán suficientes. Además, hay situaciones particulares que hemos encontrado,  donde no están regularizados los títulos de dominio de los terrenos, por lo que el Estado no puede invertir. Por ello, estamos trabajando con el Ministerio de Bienes Nacionales para avanzar también en ese sentido.

TRANSPORTE EFICIENTE

¿Vienen planes concretos, de la mano con la empresa privada y apoyo público, para que exista en Chile una red de electrolineras que den la seguridad a los actuales y futuros conductores de vehículos eléctricos?

La electromovilidad es una de las temáticas relevantes para este Gobierno, y así quedó plasmado en la Hoja de Ruta 2018 – 2022, donde se estableció una meta de aumentar al menos 10 veces la cantidad de vehículos eléctricos al 2022. Para lograrlo, el desarrollo de una red de carga es fundamental. Por esto, el Ministerio de Energía, junto a la SEC y al sector privado, ha comenzado el trabajo normativo y de estandarización, tanto de los vehículos como del sistema de recarga, con el fin de asegurar la interoperabilidad y la seguridad de las instalaciones y sus equipos de recarga, de tal forma de impulsar su masificación en el país.

Considerando el Estado como facilitador, ¿cómo piensa abordar la introducción masiva de electro movilidad?

La entrada masiva de vehículos eléctricos (VE) se va a producir cuando los precios de los VE sean competitivos respecto de los vehículos convencionales, lo que esperamos, de acuerdo a proyecciones internacionales, ocurra a fines de la próxima década. Para que se masifiquen los VE debemos haber sido capaces, con anterioridad, de generar las condiciones propicias en términos regulatorios, infraestructura, de desarrollo de capital humano, desarrollo de experiencias piloto, entrega de información, entre otros. En consecuencia, nuestro foco está justamente en generar estas condiciones habilitantes, para que la entrada masiva de VE sea lo más pronto y fluida posible.

Desde la empresa privada hay un fuerte empuje para que Chile se transforme en un “Laboratorio mundial si Chile toma el reto de masificar la electro movilidad” , ¿estaría de acuerdo con ubicar al país en las grandes ligas mundiales de VE?

Hay varios países que han invertido mucho en el desarrollo de la electromovilidad por varios años. En Noruega, el 40% de los vehículos nuevos son eléctricos, y en consecuencia nos llevan una ventaja importante. Sin embargo, creemos que podemos liderar, a nivel regional, la entrada y masificación de la electromovilidad, a partir de las acciones antes mencionadas y la introducción creciente de vehículos y buses eléctricos en los sistemas de transporte público.

La Ruta menciona incluir el Hidrógeno como alternativa de combustible y almacenamiento, ¿existen planes concretos para promover esta tecnología en el país, considerando que Chile podría ser una potencia en renovables?

La importancia del hidrógeno para Chile está relacionada con la riqueza de sus fuentes energéticas renovables, como el viento y el sol, que permiten generarlo de una manera sustentable. En ese sentido, desde el sector público se está fomentando el desarrollo tecnológico que permita posicionar al hidrógeno como una alternativa viable en el mediano plazo. Un primer paso lo dio CORFO, adjudicando un concurso de un Programa Tecnológico que tenía dos componentes: uno es el desarrollo y adaptación de tecnologías que permitan la combustión dual hidrógeno-diésel en camiones mineros de extracción. El otro es el desarrollo de tecnologías de celdas de combustible para que se abastezcan en 100% con hidrógeno la maquinaria minera más pequeña, como por ejemplo los cargadores frontales o los buses de transporte del personal.

Por ello, desde el Ministerio de Energía se avanzará de la mano del desarrollo tecnológico, incorporando a sus desafíos la revisión de la normativa actual, para que sea un facilitador de la implementación de proyectos en base a hidrógeno.

GENERACIÓN DISTRIBUIDA

¿Ve usted el autoconsumo residencial como un derecho que permite la tecnología de hoy?

El avance tecnológico permite hoy que las personas puedan contar con sistemas de generación capaces de cubrir sus necesidades energéticas. En este contexto, auto gestionar la propia demanda de energía es un derecho que la ley 20.571 reconoce íntegramente. La ley va incluso un paso más allá, permitiendo que todos los excedentes que no sean utilizados en el mismo momento por el usuario sean registrados, y posteriormente valorizados para poder ser usado como descuento en facturaciones futuras.

¿Considera que el pago de excedentes no debería sacarse del reglamento de GD? 

Al respecto, cabe destacar que los excedentes siempre serán reconocidos y podrán usarse para realizar descuentos en facturaciones futuras. Diferente es el caso cuando estos excedentes no pueden descontarse y constituyen un pago efectivo por parte de la empresa distribuidora hacia el cliente. Esta energía es remunerada a 100 USD/MWh, muy lejano al valor que se obtiene en mercados competitivos, por lo que estos pagos redundarán en el mediano plazo en mayores costos de la energía para todos los usuarios. Considerando lo anterior, creemos conveniente fortalecer la vocación de autoconsumo de los proyectos de generación distribuida, sobre todo para clientes que no son residenciales. Los proyectos adecuadamente dimensionados no debieran tener ningún inconveniente bajo esta medida. En el caso que los clientes residenciales nos parece que se puede flexibilizar el pago de excedentes que no hayan podido ser descontados.

Acesol respalda la idea de que GD sea hasta 500 kW para que la diferencia entre GD y PMGD sea clara, ¿existe la opción que  en un futuro podría llegar a ese límite?

Hoy los proyectos sobre 300 kW ya pueden desarrollarse bajo el modelo PMGD, lo que es preferible, pues tiene menores impactos tarifarios. Sin embargo, entre 100 kW y 300 kW existe un potencial que es más difícil de desarrollar bajo este modelo, por lo que elevar el límite permitido por la ley 20.571 posibilitaría el aprovechamiento de este potencial, pero manteniendo acotado los efectos sobre el resto de los clientes.

IGUALDAD DE GÉNERO

Igualdad de género es una de las metas relevantes del Gobierno del Presidente Piñera, ¿cómo visualiza usted la labor del Ministerio de Energía para que se logre también en el rubro energético?

En sintonía con el mandato del Presidente Piñera, uno de los compromisos plasmados en la Ruta Energética es -precisamente- promover la inserción de las mujeres en este rubro. Tengo una visión optimista al respecto, no sólo porque los imperativos de integración, diversidad y participación son principios basales de nuestra hoja de ruta, sino porque diversos gremios del sector me han manifestado su interés de realizar un trabajo conjunto y colaborativo en este sentido.

¿Existe la alternativa de promover un aumento de mujeres en el rubro energético?

Tenemos claridad que sumar a más mujeres al rubro energético nos permite aprovechar todos sus talentos y habilidades y, de paso, lograr un crecimiento sostenible y más competitivo. Pretendemos acortar las brechas de acceso que las mujeres tienen para insertarse en el mundo energético a partir de diversos espacios como, por ejemplo, la formación de capital humano especializado y el desarrollo de competencias laborales.

FUTURO ELÉCTRICO

A parte de un matriz limpia, ¿Cuál es su visión de Chile desde el punto de la energía, en los próximos 20 años?

Chile está transitando hacia un proceso de modernización energética que, sin duda, va a llevarnos a cambiar completamente la forma en que producimos y consumimos la energía. En los próximos 20 años, las energías renovables sin duda serán la principal fuente de generación eléctrica, aprovechando nuestro potencial solar, eólico, geotérmico e hídrico. Pero la modernización también cambiará nuestra forma de transportarnos, con vehículos eléctricos y sustentables, la forma de vivir con calefacción eficiente y de bajas emisiones, y la manera en que construimos con aislación térmica y edificios neutros energéticamente. Sin lugar a dudas, los cambios que experimentaremos en las próximas décadas van a permitir mejorar la calidad de vida de la sociedad, haciendo que el sector energético se vuelva más sustentable, seguro, competitivo y ciudadano.

Exclusivo Revista Energía

 

 

 

 

 

 

Facebooktwitterlinkedin
News Reporter
Revista Energía es el punto de encuentro de temas de interés nacional e internacional, convirtiéndola en un medio global.