Argentina: Busca posicionarse como el máximo exportador de litio mundial
Facebooktwitterlinkedin

“Condiciones de competitividad, certezas y seguridad jurídica”, son los condimentos necesarios para que comience a profundizarse la extracción del mineral en Argentina, según el Director Nacional de Promoción Minera, Daniel Jerez. Para el funcionario, en 2018 el país debe dar el salto y continuar posicionándose como uno de los máximos exportadores a nivel mundial.

La demanda mundial de carbonato de litio está en el orden de las 200 mil toneladas, y avanza a un ritmo creciente del 20 por ciento anual, producto, sobre todo, al desarrollo de baterías eficientes de ion-litio.

Según Daniel Jerez, titular de la Dirección Nacional de Promoción Minera del Ministerio de Energía y Minería de la Nación, se trata de “un mercado relativamente pequeño” en donde el recurso abunda y no es sencillo ingresar, pero que presenta grandes “oportunidades”.

Argentina, con dos proyectos, uno ubicado en Catamarca y otro en Jujuy, produce alrededor de 40 mil toneladas de carbonato de litio anual, lo que representa cerca del 20 por ciento de la producción de litio a nivel mundial.

Según especialistas, esta tendencia creciente en el consumo del mineral podría caer de desarrollarse nuevas alternativas de almacenamiento, como el hidrógeno. Pero para ello se requerirán de algunas décadas. Es por ello que los inversores coinciden en que este es el momento para desarrollar el mercado del litio.

En ese marco, para Jerez es fundamental que Argentina tenga como estrategia establecer “condiciones de competitividad, certezas y seguridad jurídica” a los inversores.

“Sólo Australia, que no tiene salares sino que explota el litio a partir de yacimientos de rocas y de otros minerales, que se supone que son menos competitivos -que los salares-, podría abastecer a toda la demanda mundial durante 60 años”, advierte.

Por lo tanto, “el ‘Triángulo del Litio’ no es tan importante en función a la demanda posible, porque el litio es uno de los elementos casi más abundantes a nivel mundial”, sentencia el Director Nacional de Promoción Minera. De ahí la urgencia que plantea el funcionario para ser atractivos a los ojos del mundo.

“Si en todo el mundo entran todos los proyectos que están en estado avanzado de exploración y estudio, habría sobreoferta, lo que se traduce en que se retraiga la posibilidad de inversión en alguno de estos proyectos”, advierte y proyecta: “tenemos que generar las condiciones para que algunos de los proyectos que van a entrar dentro del mercado se radiquen en nuestro país y no se vayan a otros lugares”.

Jerez plantea que existe una “gran oportunidad” para la Argentina pero que se debe ser prudentes y no “generar un exceso de expectativas”, al hablar del “Triángulo del Litio” o de la “Arabia Saudita del Litio”, porque “excesos de expectativas son exceso de solicitudes”.

El funcionario, especialista en la materia, precisa que para incorporarse al mercado de litio a una escala competitiva, se requiere del hundimiento de fondos por entre 400 a 600 millones de dólares, para producciones de entre 20 a 25 mil toneladas de carbonato de litio.

Agrega que un proyecto de estas características podría generar 240 puestos de empleo directos más otros tantos indirectos; además de desarrollos de cadena de valor y de producciones científicas de I+D.

“Que se reconozca que el agregado de valor no empieza con el desarrollo de celdas o baterías de litio, sino desde la exploración minera (aún antes que se explote el litio) ya genera trabajo y conocimiento sobre los propios recursos del país en lo cual el Estado no requiere de inversión”, cierra el funcionario.

Fuente: Energía Estratégica

Facebooktwitterlinkedin
News Reporter
Revista Energía es el punto de encuentro de temas de interés nacional e internacional, convirtiéndola en un medio global.