BMW lanzará el primer Mini eléctrico el 2019 y para el 2020 proyecta el X3
Facebooktwitterlinkedin

Revista Energía llegó a la casa matriz de BMW Group en Múnich, Alemania. Allí conversó con Wieland Bruch, Gerente de Comunicaciones Corporativa y Política de BMW Automóviles; y Thomas Gloekner del departamento “Energy Services”.

Los avances tecnológicos que han desarrollado y que tienen en carpeta no dejan de sorprender. Pasa por 25 modelos eléctricos, entre full e híbridos, para el 2025, red de cargadores a lo largo de Europa, un modelo a hidrógeno en proyecto y la joya iNext eléctrico y autónomo. El consorcio no se aburre y las ideas para un futuro eléctrico, son muchas.

El 2019 saldrá el primer modelo eléctrico MINI; el 2020 el X3 que será un SUV. En el segmento hibrido “plug in” donde la batería se puede cargar (eléctrico y gasolina) tenemos modelo en la serie 2, 3, 5 7 y X5. Son 9 en total y es lo que nos permite tener éxito en el mercado. En el 2025 serán 25 modelos.

¿Que está haciendo BMW Group respecto a energía y electro movilidad?

Movilidad eléctrica es la vía a seguir pues es el medio de transporte principal del futuro. Tenemos planes ambiciosos para varios modelos de auto, ya sean híbridos o full eléctricos. Es una decisión tomada en nuestra estrategia global y la hemos ubicado bajo el concepto de programa “ACES”, donde “A” es para conducción autónoma; “C” conectividad; “E” electrificación; y “S” para servicios y servicios compartidos.

Destaco que la “E” de nuestra estrategia global define la electrificación como el camino que hay que seguir.

Cuando hablamos de vehículos, BMW tomó una visión holística de la movilidad eléctrica. Por supuesto construiremos autos muy buenos con baterías de larga duración, con amplio rango de conducción y autonomía, y muy confortables al conducir que es un concepto central en nuestra compañía.

Pero para lograr esta visión holística, tenemos que mirar más allá de solo el vehículo. Esto es lo que nuestro departamento “Energy Serivices” está haciendo, pues queremos estar seguros que los usuarios en vehículos eléctricos puedan cargar rápidamente, económico y con precio estable. Y buscamos estar seguros que eso sea en base a energías sustentables. Estamos trabajando en la conectividad de los vehículos eléctricos por una parte, y por otro, en el mercado de la energía.

Estamos desarrollando modelos de negocios y servicios en la intersección de estos dos sectores, conectividad y energía. Este trabajo es básico en nuestro departamento “Energy Services”.

Lo que estamos tratando de hacer es construir un gran pool de bienes energéticos interconectados y que puedan ser controlados de manera flexible, porque creemos en el futuro de la electro movilidad y su éxito, para lo cual tenemos que tener conectado este modelo de negocio y sus procesos. Un ejemplo de bienes energéticos es una granja de baterías de almacenamiento que abrimos el año pasado en Leipzig, Alemania y es la primera en su tipo.

Consiste en 700 baterías de modelo de BMW i3, la mayoría de ellas retiradas de autos dados de baja. La batería aún sigue siendo útil y económicamente sustentable. Usamos esta granja como reserva flexible para el mercado eléctrico. Las usamos también en la planta de producción en Leipzig, para la optimización del almacenamiento de energía verde debido al hecho que hay 4 aerogeneradores en la planta misma. Y como sabemos que el recurso solar y eólico no se puede controlar, usamos las baterías como almacenamiento cuando hay excedentes. Tenemos en esa planta 15 MW de capacidad.

Estamos considerando extender esta idea a otros lugares y como con el tiempo habrá más baterías de ese tipo, entonces aprovecharemos esa segunda etapa de vida en lugar de reciclarlas junto con el vehículo. Y eso es parte de esta visión que no se limita solo al auto, sino que incluye otros aspectos relativos a la energía, producción, consumo y almacenamiento.

¿Cómo visualiza el mercado de autos eléctricos en el mundo para BMWi?

En Alemania hay un poco más de 1% de vehículos registrados. El mercado de BMWi aquí es aún pequeño. El mayor mercado está en Estados Unidos, Gran Bretaña y norte de Europa.

China se transformará en nuestro mayor mercado. Para el 2025, pensamos que el 20% de nuestra venta mundial va a ser constituida por vehículos híbridos y full eléctricos. Tenemos planes ambiciosos para el futuro, a pesar que ya hemos alcanzado mucho. En el segmento de alta gama mundial somos líderes. En Europa, por ejemplo, tenemos el 20% del mercado, el cual es tres veces más alto que la cuota que tenemos en vehículos a combustible fósil o convencionales.

Nuestra meta es al 2025 tener 25 modelos eléctricos diferentes. Entendemos no solo como productores de vehículos, pero como oferentes de todo el sistema de movilidad eléctrica. Tenemos un amplio portafolio en términos de infraestructura y proyectos de recarga de uso doméstico, cargadores de pared, servicios de instalaciones, cargadores públicos, para que nuestros clientes puedan cargar con una sola tarjeta y poder acceder a los varios puntos. “Charge now” será el nombre de la tarjeta. Tiene la misma forma que una tarjeta de crédito. En varios países los puntos de recarga son operados por distribuidores locales y eso significa que el usuario debe darse de alta para usar el punto de servicio.

Si existen varios tipos de tarjetas es también complicado para ellos. Por lo tanto, se inventó “Charge Now” que permite el acceso a todos los puntos, independientemente de quien lo opera.

¿Cuál es su visión del mercado futuro? y ¿por qué aún esta tecnología no es tan masiva como se previó?

Lo que sabemos de acuerdo a estudios de mercado, la gente que tiene un vehículo eléctrico está encantada de la forma que se conduce. Es una sensación diferente, la aceleración es muy fuerte y el usuario lo aprecia. También que sea más silencioso que un auto tradicional, es como flotar. Incluso el sonido es agradable, según nuestros clientes, pues en algunos mercados es una obligación para seguridad de los peatones o bicicletas, incluirlo.

El precio de un BMW i3 es de 35 mil euros aproximadamente. A esto está la contribución del Estado alemán de 4 mil euros, anunciada hace dos años. Pero la cantidad de usuarios que el programa previó no se logró, entonces efectivamente no fue exitoso. A pesar de que el volumen de venta total fue inferior a lo previsto, BMW tuvo la cuota mayor, alcanzando un 60% de los vehículos que utilizaron el subsidio.

¿Cuáles son los modelos actuales y por venir de BMWi?

Tenemos 9 modelos. i3 es el primero full eléctrico. El 2019 saldrá el primer modelo eléctrico MINI; el 2020 el X3 que será un SUV. En el segmento hibrido “plug in” donde la batería se puede cargar (eléctrico y gasolina) tenemos modelo en la serie 2, 3, 5 7 y X5. Son 9 en total y es lo que nos permite tener éxito en el mercado. En el 2025 serán 25 modelos.

Recién (julio) hemos lanzado el BMW i4 full eléctrico. Y ya anunciamos el modelo iNext que combinará por primera vez, la conducción eléctrica con la conducción autónoma donde cambiamos el foco desde el conductor a  la experiencia de todos los pasajeros respondiendo a las funciones futura.

¿Cuánto tiempo se necesita para recargar un vehículo BMWi?

El modelo i3 por ejemplo es capaz de cargarse en media hora. Este modelo puede utilizar la capacidad total de la infraestructura, 50 kW, que es el estándar disponible en los puntos de carga de las carreteras, por ejemplo.

Hemos anunciado el próximo paso que serán cargadores de 150 kW que estarán disponibles al final del 2019. BMW es uno de los fundadores de “Ionity” que es una red en Europa de 350 kW de potencia de carga. A pesar que aún no existe un vehículo eléctrico capaz de utilizarlo plenamente, nosotros nos hemos adelantado y es la primera vez que la infraestructura de carga se adelanta a la necesidad del auto, revirtiendo una tendencia del pasado que, históricamente ha sido al revés.

Somos positivos en que la proyección futura será que existan autos eléctricos que aprovechen de esta carga que será más rápida.

Si hablamos de precio de la energía, en Alemania va entre 26 y 29 centavos de euro el kWh y es constante las 24 horas del día, no hay tarifa horaria como en otros países.

Un BMW i3 gasta menos de 4 euros por 100 kilómetros recorridos, comparado con un pequeño motor diésel que necesita 5 euros para la misma distancia. En términos de costo de operación, los eléctricos son más baratos en un 40%.

¿Cómo se posiciona BMW respecto a los puntos de carga?

En términos de cable y enchufe ya están estandarizados. Estamos trabajando en el paso siguiente que es estación de carga robotizada donde el conductor no hace la conexión, y también estamos trabajando en la estandarización en carga a inducción donde trabajamos con Mercedes.

Pero la tecnología en el auto, motor, no es estándar aún donde hay diferentes filosofías entre las marcas. BMWi desarrolla y construye la batería comprando solo las celdas y también construimos nuestro motor eléctrico, porque somos Bayrische Motoren Werke, es decir, constructores de motores. También queremos que en la era eléctrica el usuario reconozca que es un motor BMW y no uno que podría encontrar en otro vehículo. “Feel the difference”. Y es por eso que lo construimos nosotros.

¿Existen planes dentro de Europa para tener una red de electrolineras que aseguren la carga de un auto eléctrico?

Todos nuestros modelos eléctricos e híbridos tienen en su navegador las estaciones de carga y pueden ser seleccionadas. Existe también un App llamada “Charge Now” para ubicar la estación más cercana.

Aún el temor a no encontrar una estación de carga disponible y que no esté otro auto por delante, está percibida como uno de los problemas mayores en electro movilidad. En efecto la disponibilidad de puntos de carga es el obstáculo mayor que se percibe para la introducción de la movilidad eléctrica. La segunda es el tiempo de carga y por último el costo de un vehículo eléctrico. Es por eso que hemos fundado iniciativas como “Charge Now” o “Ionity” que es una red europea de 350 kW para remover esos obstáculos.

Ahora mismo la electro movilidad está trabajando muy bien en Alemania para aquellos que tienen un garaje que puedan cargar en su casa o lugar de trabajo. La infraestructura de carga a lo largo de las autopistas y rutas principales está evolucionando rápidamente.

Y el proyecto europeo “Ionity” será la alternativa para cargas rápidas y viajes más largos.

Otro obstáculo no menor que aún queda es la disponibilidad de puntos de carga públicos para los que no tienen puntos en sus hogares, trabajo o en rutas secundarias. De todas maneras las áreas lejanas a la autopista se están desarrollando rápido, pero hay mucho que hacer.

Pero si comparamos lo que hay hoy en Alemania con lo que había dos años atrás, es una prueba de lo rápido que avanzamos. Hay un gran avance y es notorio. Si miramos Noruega más del 70% de los vehículos que BMW vende allí son totalmente eléctricos o “plug in” hibrido. El éxito de estos autos en ese país se debió a la política de incentivo que lleva más de 11 años. En Alemania el programa comenzó solo hace 2 años con un subsidio de 4 mil Euros, como mencioné más arriba.

¿Qué viene más allá de los vehículos eléctricos?

Estamos desarrollando la tecnología de hidrogeno también, pues aún no está claro si la batería eléctrica o de celdas de combustible, ganará la carrera. Parece que la celda de combustible para autos más grandes, con más consumo y largo alcance suena más adecuada. En los primeros años de la próxima década esperamos tener vehículos pequeños con celda de combustible. No está claro como la competencia entre las dos tecnologías va a terminar. Nosotros tenemos planeado de tener en paralelo a los 25 modelos eléctricos para el 2025, también algún modelo a celda de combustible a hidrógeno.

¿Cuál es la diferencia de Tesla y BMW?

Tesla ha sido muy exitoso en el mercado. Han contribuido positivamente en el desarrollo de la movilidad eléctrica. Tienen una estrategia diferente de marketing pues empezaron de un segmento más alto hacia abajo, mientras que BMW desarrolla un marketing de abajo hacia arriba. La razón de nuestra estrategia es que pensamos que detrás de la movilidad eléctrica exista cero emisiones. Y queremos vehículos en el mercado donde el balance global de CO2 sea mejor que cualquier modelo a combustión. Por supuesto que después que se venda el auto no producirá CO2 y será amigable con el medio ambiente, pero nosotros en BMW pensamos que hay que mirar a todo el ciclo de vida del auto. Para nosotros es crucial el impacto en la fase en materia prima, de la cadena logística, producción, reciclaje y solo cuando toda la cadena sea mejor en emisiones de CO2 que un auto convencional, nosotros lanzamos un vehículo eléctrico al mercado.

Con estos 9 modelos nos hemos asegurado de esto y creemos que por el momento el vehículo eléctrico con baterías más grandes y de gran alcance, no son ecológicamente viables aún.

Esperamos que con la próxima generación de baterías esto sea posible. Esas serían las principales diferencias entre BMWi y Tesla.

Revista Energía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebooktwitterlinkedin
News Reporter
Revista Energía es el punto de encuentro de temas de interés nacional e internacional, convirtiéndola en un medio global.