Cerro Pabellón incumplió normas y medidas en la normativa ambiental, según Superintendencia de Medio Ambiente
Facebooktwitterlinkedin

Fue aplaudida por muchos la apertura de Cerro Pabellón hace un año. Además de ser la primera central geotérmica de Chile y Sudamérica, fue reconocida como el mejor proyecto geotérmico del continente en los premios Geolal 2018. (La Tercera)

Sin embargo, hace algunas semanas, la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) le formuló cargos por infracciones a la normativa ambiental. La razón es que incumplieron 16 condiciones, normas y medidas establecidas en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) tanto de la central misma como de la línea de transmisión. Por esta razón, arriesga una multa que podría alcanzar los US$2 millones, la revocación del permiso ambiental o incluso el cierre de la planta.

Dentro de las infracciones, tres son graves y las 13 restantes son leves. Cerro Pabellón es propiedad de la empresa Geotérmica del Norte (GDN), de la cual Enel Green Power Chile posee 83,65% y Enap el 16,35%.

Según el documento, entregado a fines de agosto por la SMA, las tres faltas graves son por no implementar una “adecuada y oportuna de las medidas de prevención sobre los sitios arqueológicos” del área de influencia de la línea eléctrica, por no cumplir con las obligaciones asociadas a la identificación de hallazgos arqueológicos durante la fase de construcción y por la alteración no autorizada de 31 sitios arqueológicos no identificados.

Los antecedentes

En 2016, la SMA hizo su primera fiscalización a la planta, y entonces detectaron diversos incumplimientos. Entre ellos, destaca un exceso de capacidad de piscinas de fluidos y cambios en los sitios de rescate. Luego, la empresa ligada a Enel y Enap realizó una autodenuncia, con fecha 26 de enero de 2017.

Sin embargo, un mes antes habían entregado un “Informe de impacto ambiental no previsto”. En dicho documento se destacan 134 nuevos hallazgos arqueológicos que no habían sido anticipados y 33 de estos eran los afectados. El 5 de julio de 2017, la SMA solicitó a GDN nuevos antecedentes. Paralelamente tres personas también denunciaron a GDN por eventuales impactos sobre elementos del patrimonio cultural.

El 4 y 5 de abril de 2017, la autoridad volvió a fiscalizar la planta y nuevamente se hallaron infracciones. Al mismo tiempo, el Consejo de Monumentos Nacionales entregó un oficio a la autoridad. Con todos los antecedentes anteriores, el 9 de agosto del presente año la SMA levantó cargos contra la eléctrica por incumplir a la norma ambiental. En el escrito, les dieron a GDN 10 días para presentar un programa de cumplimiento y 15 días para que puedan formular descargas.

La compañía solicitó más plazo y el 10 de septiembre presentaron el programa que actualmente está siendo analizado por la autoridad. En ese sentido, la SMA puede aprobarlo u objetarlo.

Desde Geotérmica del Norte señalaron que “la compañía informa que ha presentado un programa de cumplimiento, herramienta prevista en la normativa y que permite subsanar los puntos detectados por parte de la SMA. En estos momentos estamos a la espera de la respuesta de la Superintendencia”.

El rol de Cerro Pabellón

La planta geotérmica de 48 MW, ubicada a 4.500 metros sobre el nivel del mar, es la primera de este tipo en Chile y Sudamérica. Cerro Pabellón está compuesto por dos unidades de una potencia instalada bruta de 24 MW cada una por un total de 48 MW de capacidad. En plena operación será capaz de producir alrededor de 340 GWh al año, lo que equivale a las necesidades de consumo anual de más de 165.000 hogares chilenos. El costo total de desarollo de la iniciativa fue de US$320 millones.

Fuente: La Tercera

Facebooktwitterlinkedin
News Reporter
Revista Energía es el punto de encuentro de temas de interés nacional e internacional, convirtiéndola en un medio global.