“Cuando uno tiene la fortuna de estar sentado en la Arabia Saudita de la energía solar, uno ve primero, que hay una oportunidad gigantesca de ser líderes en esta industria a nivel mundial”
Facebooktwitterlinkedin

El Vicepresidente de Corfo, Sebastián Sichel, se ha manifestado un defensor de la riqueza solar de Chile y de la gran oportunidad que el país tiene, por tercera vez en la historia -luego del salitre y el cobre- gracias al litio al que catalogó como una “oportunidad histórica” para poder dar el paso al desarrollo. Entre los planes de la Corporación el ejecutivo adelantó a Revista Energía una mirada de su perspectiva, como el potencial en hidrógeno verde, procesos de investigación para camiones mineros, programas de formación de capital humano, entre otros.

¿Cuál es el rol que tiene la energía solar en el desarrollo productivo del país?

Cuando uno tiene la fortuna de estar sentado en la Arabia Saudita de la energía solar, uno ve primero, que hay una oportunidad gigantesca de ser líderes en esta industria a nivel mundial, y segundo, que hay un desafío enorme para desarrollar tecnología, innovación y una industria robusta que no solo permita abaratar los costos para la producción energética, sino que, ojalá, desarrollar tecnología de primer nivel que convierta a Chile en un exportador de energía y tecnología solar.

¿Cómo se puede potenciar la relación entre minería y energía solar? ¿Podría dar algunos ejemplos donde esto ya esté sucediendo esto en el país?

El primer desafío es reunir a colaborar a la academia, la industria y el Estado en acelerar el proceso de transferencia tecnológica, y en particular a la industria minera, de manera de generar valor agregado a través de la energía solar. Y para eso Corfo está trabajando en los Programas Tecnológicos para estimular este proceso y finalmente incorporar el uso de las energías variables en la industria. Pero también buscamos el desarrollo de proveedores especializados que puedan abastecer de soluciones innovadoras en materia de uso de energía a la industria minera.

¿Cuál es el rol de Corfo en el desarrollo y apoyo a proyectos solares?

El Comité Solar de Corfo se dedica especialmente a generar una cultura e industria en torno a la energía solar, y también a desarrollar políticas públicas. Por ejemplo, acabamos de hacer un estudio que revela el potencial que tiene la energía solar para la industria del hidrógeno verde, estamos trabajando en acelerar los procesos e investigación para su uso en motores diésel en la minería, y además hemos generado plataformas de innovación abierta, programas de formación de capital humano en energía solar y tenemos un programa de desarrollo tecnológico, en el cual nosotros aportamos con $7.800 millones para desarrollo de energía solar fotovoltaica y financiamiento de un portafolio para proyectos específicos en materia de energía solar.  Entonces ¿Cuál es el rol de Corfo a partir de esto? Yo diría que hay que dividirlo  en 3 funciones: la primera es generar una cultura del emprendimiento e innovación asociada al potencial de energía solar, la segunda es acelerar el proceso de transferencia tecnológica, y la tercera es cofinanciar proyectos de innovación que permitan acelerar el uso de estas tecnologías. Es decir, transformar esta oportunidad en desarrollo tecnológico para Chile.

Litio y Cobre 

Chile tiene las tres ecuaciones ideales para electromovilidad: litio, cobre y energías renovables, ¿qué planes hay para desarrollar tecnología “Made in Chile” relacionada a nuestros recursos nacionales?

No podemos perder la oportunidad histórica que sacrificamos con el salitre y que hemos aprovechado solo en algunos aspectos en materia de cobre. En la esencia de esta oportunidad se juntan tres factores clave para el desarrollo de la electromovilidad: el mineral acumulador de energía, la fuente de emisión de energía y el canalizador, o lo que permite su uso más eficiente. El desafío fundamental es generar producción nacional y, para eso, a partir de los contratos generados por el litio, vamos a lanzar el Centro de Tecnológico más grande en nuestro país y Latinoamérica. Particularmente va a ser un centro enfocado en la transición energética.  Estamos hablando de una inversión de US$18 millones hacia arriba que emana de los contratos  del litio, y esperamos que un 40%  sea cofinanciado por el mundo privado, para eso haremos un llamado a licitación. Queremos que la Región de Antofagasta se transforme en un polo mundial de desarrollo industrial en materia de transición energética y Chile en un líder mundial de punta en innovación tecnológica.

Esto significa que no solo vamos a apostar por la innovación productiva o emprendimientos de base tecnológica sino que también vamos a generar fondos de capital de riesgo y un fondo especial de start up en materia de transición energética para la región. Queremos contribuir a la generación de los tres eslabones clave de la cadena para el desarrollo tecnológico: primero investigación, después innovación y finalmente desarrollo. No estamos dispuestos a renunciar a esta oportunidad histórica y como institución pública encargada de la innovación y fomento en Chile vamos a apostar en concentrar todos nuestros esfuerzos en esto.

¿Cuál es su perspectiva de la oportunidad que nuevamente tiene Chile (primero el salitre, luego el cobre y ahora el litio) para poder desarrollarse?

Mirando optimistamente el presente, Chile tiene condiciones de desarrollo mucho más ventajosas que las que tuvo cuando explotó otros minerales. Hoy el país puede pensar en una industria de valor agregado asociada a la minería, tiene desarrollo de capital humano– es decir, altos niveles de penetración de la formación universitaria y técnica-,  condiciones naturales, y sobre todo una política de Estado – no solo del gobierno actual- cuyo foco es fomentar el desarrollo de una industria avanzada en este sector. Por lo tanto, a diferencia de antes, se junta una situación país que permite que esto se desarrolle. Además, contamos con fondos y recursos disponibles. En lo que no podemos equivocarnos es en creer que rentabilizar el litio va a ser solo el pago de royalty o impuestos que nos genera esta industria, sino que va a ser la industria de valor agregado que se pueda generar en torno a esto. Yo creo que esa es la clave.

¿Cuánto invertirá Corfo en desarrollo de tecnológico? 

Lo primero y más importante es este Centro de Transición Energética y después todas las líneas corrientes de financiamiento: vamos a continuar con el Programa Tecnológico de Hidrógeno Verde y vamos a seguir invirtiendo en innovación y emprendimientos de energía solar. Queremos seguir llegando con concursos específicos y además abriremos líneas para financiar proyectos en materia de transición energética que apuesten por desarrollar prototipos de economía circular; es decir, que además sean sustentables en materia de generación energética.  Ya no importa que sea solo la fuente de emisión la que provenga de las ERNC sino que también que la fuente de producción sea circular y genere pocos residuos en la industria.

Hidrógeno Verde

¿Es una opción de desarrollo para el país?

Lo es, porque la clave para el desarrollo de la industria del hidrógeno es la producción de energía que se utiliza para su producción. Y otra vez Chile tiene ventajas comparativas gracias a la energía solar. Entonces ¿Por qué va a ser clave para Chile? Porque si bien cualquier país del mundo puede ser productor de hidrógeno, pocos pueden darse el gusto de ser productores de hidrógeno verde.

Actualmente estamos trabajando en el Programa de Desarrollo de Sistema de Combustión Dual de Hidrógeno y Diésel para Camiones de Extracción Minera. Queremos explorar perspectivas de desarrollo para la industria de la minería, particularmente  para los combustibles usados en los camiones que es una de las fuentes más contaminantes  de la producción minera. Ahí se harán los primeros prototipos de intervención para el uso de la energía, de manera de avanzar en un sistema de transporte de camiones 100% renovable en la minería. Y también exploraremos su uso en otras industrias específicas.

¿Qué significaría económicamente para Chile?

Toda la generación de ERNC tiene el círculo virtuoso: contaminar menos y a bajo costo. Es con lo que uno sueña cuando hace políticas de fomento, pero hay que ser honestos, para su uso masivo falta todavía innovación y desarrollo, y esto es problema de Chile y del resto del mundo. Pero tenemos la gracia de estar adelantados con los programas respecto de lo que está pasando a nivel global. El desafío es que desarrollemos tecnología capaz de utilizarla masivamente, cosa que hoy día aún está en discusión, pero no podemos renunciar a esta oportunidad histórica.

Futuro

¿Cuál es su visión de Chile del futuro energéticamente?

Hay pocos espacios en que nosotros podemos ser líderes mundiales en materia económica, y en generación energética lo podemos ser. Entonces ¿cuál es la visión? Es que no podemos desaprovechar este liderazgo mundial. En el mediano plazo tenemos que ser exportadores de energía solar, exportadores de tecnología asociada a ERNC, y abaratar los costos de la energía para los chilenos y para los distintos sectores industriales. Este puede ser un trampolín económico para Chile y para el desarrollo industrial en áreas no convencionales. Estamos acostumbrados a exportar minerales pero quizás el verdadero desafío es generar valor agregado en Chile.

 

Revista Energía

Grace Keller

gkeller@revistaenergia.com

Móvil: +56 9 64839253

Facebooktwitterlinkedin
News Reporter
Revista Energía es el punto de encuentro de temas de interés nacional e internacional, convirtiéndola en un medio global.