Fenacopel aspira que a se legisle para reconocer las particularidades de las cooperativas eléctricas
Facebooktwitterlinkedin

La Federación Nacional de Cooperativas Eléctricas, Fenacopel, representa a las 7 Cooperativas Concesionarias de Servicio Público de Distribución de Electricidad que operan en el Sistema Eléctrico Nacional. Su presidente, Arnoldo Toledo, en entrevista exclusiva para Revista Energía.

Las Cooperativas distribuyen electricidad en zonas rurales del centro y sur del país, teniendo tarifas y calidad de servicio regulados por la Ley General de Servicios Eléctricos.

¿Qué opinión tienen las cooperativas eléctricas de la nueva norma técnica, y como la están abordando?

Todo lo que signifique un mejor servicio para los usuarios es bueno y lo apoyamos. Las cooperativas estamos, hemos estado y seguiremos estando al servicio de nuestros usuarios. Sobre todo pensando que en las cooperativas, los socios son, además de los usuarios, los dueños y quienes eligen a sus autoridades. Por lo tanto, estamos dispuestos y trabajando para cumplir con la nueva norma técnica. Pero sin lugar a duda, esto significa un tremendo desafío en lo financiero y en la gestión para las cooperativas.

Será necesario generar inversiones muy altas para cumplir con esta normativa, en un plazo relativamente corto, por lo tanto creemos que estando de acuerdo y tratando de cumplir con lo requerido, va a significar un esfuerzo económico muy fuerte, el cual debiera verse compensado, con un trato especial, y manteniendo las tarifas necesarias para no desfinanciar y llevar a pérdidas a las cooperativas.

La implementación la estamos abordando en forma conjunta a través de Fenacopel, de forma de buscar soluciones tecnológicas, ojalá comunes para todas las cooperativas, así como buscando sinergias y economías de escala a través de compras conjuntas.

¿Cuál es la opinión en torno a la futura normativa de distribución, y a los cambios que podría traer consigo?

Como cooperativas debemos seguir participando en todas las instancias que nos permitan ir mejorando y cooperando en el mejoramiento de la ley de distribución y que esta recoja las particularidades que tienen las cooperativas en la zona que se desenvuelven. Esperamos seguir siendo escuchados y convocados por las autoridades para la discusión de estos temas, los que coordinamos principalmente a través de Fenacopel.

¿Qué esperaría del Gobierno para poder continuar funcionando con éxito en el futuro?

Sin ser reiterativos, queremos en primer lugar que nos sigan considerando como un actor importante en el sector rural y en el sector descentralizado, segundo que se nos sigan invitando a todas las reuniones, y en tercer lugar que se legisle conociendo y reconociendo las particularidades en las que operan las cooperativas; y que se determinen las tarifas necesarias para que podamos cumplir con el mejoramiento de servicios que todos estimamos justo y necesario.

El proyecto de Generación Distribuida ha sido aprobado en la Comisión del Senado, ¿cómo enfrentarán esta nueva figura de “prosumidor” en la zona rural? ¿Hay ejemplos ya?

Existen algunos ejemplos, especialmente en zonas como Los Ángeles y Llanquihue, en otros lugares esto aún está en pañales, pero es un muy buen tema que requiere una comunicación constate y fluida, entre las cooperativas y sus cliente y usuarios, quienes van a entrar en este sistema. Es un buen sistema, en la medida que se tomen los resguardos necesarios.

¿Cómo proyectan la mejora en la seguridad de la red? Y ¿qué hora promedio tienen al año de corte? 

Como la norma técnica aumenta las exigencias de continuidad para los años 2018-2019, y aún más para el año 2020 en adelante, las cooperativas han proyectado y están realizando importantes inversiones en proyectos como cambio a conductor protegido, enmalles y automatismos; así como aumento en el gasto de roce, el cual ya significaba un ítem importante de costo. Adicionalmente, en algunos casos, especialmente en las zonas más alejadas, se están estudiando microrredes con sistemas de respaldo.

Durante el año 2017 se tuvo un SAIDI (cantidad de horas promedio de corte de suministro)  interno promedio por cooperativa de 14,9 horas, principalmente por eventos climáticos. Durante este año se han tenido mejores resultados, a septiembre del 2018 ninguna cooperativa ha sobrepasado las 9 horas; sin embargo se debe tener en cuenta que las exigencias son por comuna y no por cooperativa, con lo que las cooperativas deben asegurar el cumplimiento en todas las comunas.

¿Cómo viene la inversión en tecnologías para mejorar el servicio?

Las cooperativas ya han estado participando en misiones en el extranjero para conocer cómo esto opera en otros países. Nuestros técnicos ya están asistiendo a distintos seminarios y cursos, y estamos absolutamente claros que, aunque hay que cumplir con la nueva norma, esta nos va a significar una alta inversión, transformándose en una buena preparación de nuestro personal. Esto es un desafío grande que estamos enfrentando con mucha responsabilidad, pero que nos preocupa desde el punto de vista económico y financiero.

¿Cuál es el valor social de las cooperativas eléctricas?

El valor social de las cooperativas es tremendo, porque permitió primero que llegara la electricidad a puntos muy apartados, entregando energía a casas y escuelas, junto con mejorar la explotación agrícola, especialmente en la agricultura familiar. En lugares donde antes no existía la posibilidad de desarrollo, la energía fue el detonante para generar crecimiento.

Creemos también que el cooperativismo es una muy buena respuesta, sobretodo hoy, a la concentración de mercado. La elección de las autoridades de cada cooperativa por parte de los socios, permite una participación igualitaria, que tiene un impacto muy positivo. Lo otro es que las cooperativas se encuentran fundamentalmente en sectores agrícolas rurales, permitiendo un desarrollo a gente que les cuesta llegar a las urbes, pasando así a ser un valor preponderante para las cooperativas el ser un aporte a la sociedad en la que se desenvuelven.

¿Cuáles son las diferencias de la distribución eléctrica rural comparada con la de zonas más urbanas?

Las diferencias son profundas. Por dar un solo dato, las cooperativas tienen, en el caso de la que yo presido (Socoepa), del orden de 10 clientes por cada kilómetro de línea, frente a la realidad en las grandes ciudades, donde hay 90 o 100 clientes por cada kilómetro de línea. Eso quiere decir que tenemos no sólo un mayor costo de instalación, sino que también de operación y mantención. El hecho de llegar a localidades más apartadas también incluye lidiar con problemas de la naturaleza, ya sean temporales y lluvias; complicando la atención en los tiempos en que se nos requiere. Es mucho más costoso y difícil dar el servicio que dan las cooperativas, y sin embargo, estas se mantienen en un muy buen lugar en las encuestas de calidad que realiza la Superintendencia año a año.

¿Cuál ha sido la rentabilidad histórica de las cooperativas, y como se proyecta esto en los próximos procesos tarifarios?

En los cambios que se realizaron para la nueva norma técnica, incluso los organismos estatales reconocieron que existen cooperativas que tienen rentabilidad negativa y otras muy bajas. Lo que nosotros siempre hemos pedido es una rentabilidad similar a la de la industria, del orden del 7,5%, pero que en la actualidad eso no se da, siendo la rentabilidad de las cooperativas bastante menor. Y como decía anteriormente, con las inversiones y gastos que debemos implementar para cumplir con la nueva norma técnica, pueden incluso verse dañada aún más esta rentabilidad. Por eso pedimos que la fijación tarifaria sea no mediante áreas típicas, sino que se realice en base a la realidad de cada cooperativa y empresa. 

¿Cómo se preparan para el verano que anuncian será otra vez seco?

Estamos trabajando en varias campañas para mantener informados a nuestros usuarios, además de repartir flyers explicando lo que significa pertenecer a una cooperativa y qué función deben tener al existir quemas y riesgos de incendio. Comunicándonos especialmente con los propietarios de predios forestales, en términos de hacerles ver que se deben respetar las áreas de resguardo y que deben tener las plantaciones frente a las líneas, corrigiendo esta situación cuando corresponde, y manteniendo la comunicación con nuestros socios y usuarios, para evitar contratiempos.

¿Cómo visualiza el futuro de las Cooperativas en los próximos años? 

Las cooperativas están ante el gran desafío de cumplir la norma técnica en forma eficiente, lo que como se ha dicho, será muy exigente tanto desde el punto de vista financiero como técnico, para lo que ya se está trabajando en forma conjunta y en coordinación con autoridades y otros agentes. Así se visualiza un buen futuro para las cooperativas y sus usuarios, pero que seguramente no va a estar exento de dificultades y problemas por condiciones que no están totalmente previstas en la normativa. Esto se deberá abordar con una muy buena comunicación, tanto con los usuarios como con las autoridades.

Por otra parte y para el más largo plazo, se debe trabajar en la modificación de la normativa de la distribución, de tal forma que esta contemple la realidad de las cooperativas y les asegure una remuneración adecuada para la entrega de una buena calidad de servicio a los usuarios de las cooperativas, lo que siempre es nuestro objetivo principal.

Fenacopel

Nació en 1963, con el objetivo de representar a las cooperativas eléctricas, destacando su aporte al desarrollo y progreso de Chile. Difundir los valores de las cooperativas, su servicio de excelencia, y su rol fundamental para mejorar la calidad de vida en sectores rurales y urbanos.

Desde el año 2017 organiza el Seminario Anual del Sector Cooperativo Eléctrico. Adicionalmente Fenacopel asesora y coordina a las cooperativas en ámbitos técnicos, lo que ha tomado mayor relevancia con el aumento de las exigencias de calidad de servicio.

Revise Programa Puente Energético: https://youtu.be/Dn7fV6bUGIE

Revise Nota en Revista Energía: https://www.revistaenergia.com/?p=15810

Facebooktwitterlinkedin
News Reporter
Revista Energía es el punto de encuentro de temas de interés nacional e internacional, convirtiéndola en un medio global.