Codelco prepara para diciembre su primer embarque de “cobre verde”
Facebooktwitterlinkedin

Durante todo 2018, la División Gabriela Mistral de Codelco ha estado catastrando ocho dimensiones relacionadas con la sostenibilidad a lo largo de todo su proceso de producción de cobre: huella de carbono, huella de agua, territorial, comunitaria, Derechos Humanos, seguridad en el trabajo, igualdad de oportunidades y ética. Esto a partir de un mandato del directorio de la estatal que en 2017 fijó que durante ese año se llevara a cabo un plan piloto de cobre responsable, y que en este se completará la trazabilidad de la producción de Gabriela Mistral.

El proyecto ya pasó de la etapa de piloto y se está transformando en una realidad que pronto se va a ir expandiendo a todas las divisiones de la minera estatal, enmarcado dentro del contexto de la Minería Verde que está trabajando Codelco a través de su Plan Maestro de Sustentabilidad, con una ruta de corto, mediano y largo plazo, y con objetivos en materia de sustentabilidad y medio ambiente con metas al 2020, 2030 y 2040, año en que se espera que el 100% de la producción de la compañía tenga un sello de sustentabilidad.

Sin embargo, los plazos se están adelantando. “Nuestra primera meta era, al 2020, dar cuenta de la trazabilidad completa de la producción de un 5% de nuestros cátodos, que en este caso corresponde a la producción de Gabriela Mistral. Por la coyuntura que se fue dando en el tiempo, fuimos adelantando ese objetivo y a fines de este año vamos a terminar con la producción de Gabriela Mistral completamente trazada”, afirma Víctor Pérez, gerente de Desarrollo Sustentable de Mercados de Codelco.

“Esto significa -agrega Pérez- que damos cuenta del impacto ambiental y socioambiental de nuestra producción, porque estamos catastrando una serie de dimensiones como la huella de carbono y la huella de agua, y estamos incorporando dimensiones como igualdad, Derechos Humanos, trasparencia. Entonces estamos hablando de una serie de inversiones que van más allá que el impacto de emisiones o de consumo, son una serie de insumos estratégicos que son relevantes para lo que significa la huella ambiental de la producción de cátodos de cobre”.

El ejecutivo de Codelco explica que este tipo de ejercicio, con tal nivel de profundidad, es primera vez que se realiza en la industria del cobre. Y en paralelo al objetivo de sustentabilidad, durante el proceso se ha generado una agenda de trabajo que ha permitido a la compañía estatal identificar oportunidades de mejorar la gestión en distintos macro y micro procesos, así como en la incorporación de energías renovables dentro de los sistemas productivos de gestión de la división.

Trazabilidad hasta el producto final

En este momento, en Codelco se encuentran terminando el proceso en Gabriela Mistral y están entrando a un proceso de verificación de datos, “pero esperamos de aquí a diciembre tener el primer embarque del cátodo de cobre completamente trazado (Cobre Responsable). Eso significa que nuestro cliente va a recibir una ficha de la producción nuestra, donde damos cuenta de esta trazabilidad en las diferentes dimensiones”, afirma Pérez.

Durante el proceso ha dos actores que se han sumado a Codelco, Nexans y BMW, quienes firmaron acuerdos con la compañía en el marco del plan piloto de Cobre Responsable, con el objetivo de ir validando el proceso. Nexans, compañía francesa de producción de cables a nivel global, es el principal cliente y consumidor de cátodos de cobre de la compañía. “Con ellos estamos haciendo una metodología de trabajo que no solamente llega hasta el cátodo, sino que llega hasta un producto final alto y muy intensivo en consumo de cobre, de una trazabilidad completa a nivel de producto final”, explica Víctor Pérez.

Otro de los grandes avances en esta materia, pero a nivel internacional, es el intercambio que han realizado con varias empresas de cobre a través de la Asociación Internacional del Cobre (ICA) -que agrupa a los principales productores mundiales del metal rojo, la se encuentra trabajando bajo la iniciativa impulsada por Codelco. El objetivo de la estatal es “movilizar a la industria del cobre” para priorizar la trazabilidad y la responsabilidad en la producción.

Pérez agregó que el directorio de Codelco “aprobó seguir avanzando en el concepto de trazabilidad, porque el vínculo mas relevante en el ejercicio y en la estrategia que estamos implementando es que estamos vinculando indicadores de producción y de proyectos, que tienen un impacto a nivel socio-ambiental. Más del 70% de los KPI productivos están vinculados con KPI de sustentabilidad”

“Queremos movilizar a toda la cadena de valor, fundamentalmente a los productores en una primera etapa, pero también a los clientes de transformadores de cobre, a los usuarios finales y a terceros como las ong’s, de manera de tener dimensiones validadas no solamente por nosotros, por la industria, sino también por terceros, que son actores relevantes a la hora de dar cuenta de la validez del ejercicio que está haciendo Codelco”, agregó el gerente de Desarrollo Sustentable de Mercados de Codelco.

Fuente: País Circular

Facebooktwitterlinkedin
News Reporter
Revista Energía es el punto de encuentro de temas de interés nacional e internacional, convirtiéndola en un medio global.