Opinión: Valor gremial, transparencia y desarrollo de mercado
Facebooktwitterlinkedin

Odebrecht aparece cada cierto tiempo en la prensa por casos de financiamiento irregular. Sus brazos se extendieron por toda Latinoamérica ensuciando la imagen de políticos y empresarios. Parte de sus prácticas era incidir en las licitaciones públicas.

(Por Juan Francisco Richards, presidente Asociación Nacional de Empresas de Eficiencia Energética, Anesco Chile A.G)

 Las licitaciones públicas de Eficiencia Energética (EE), como las de iluminación pública, no están libre de este riesgo, tanto de que ocurran este tipo de hechos, como de que se sospeche de su ocurrencia.  Esto afecta la credibilidad de empresas, autoridades y un objetivo más trascendental que como gremio perseguimos: hacer eficiencia energética para mejorar la calidad de vida de las personas.

El lente con que la sociedad mira el actuar de las instituciones tanto públicas como industriales es cada vez más agudo, lo que definitivamente es para mejor.  Esta vigilancia es aún más estricta cuando se refiere a como interactúan autoridades y empresarios. Un desafío enorme, ya que el desarrollo económico de un país se basa principalmente en el emprendimiento privado, iniciativas que buscan- legítimamente- un interés particular.

¿Cómo logramos una relación transparente y justa entre una autoridad que incorpora en sus políticas de desarrollo la actividad privada? ¿Cómo logramos como sociedad mandante, tanto del Gobierno como de la industria, votante y consumidor, alinear los intereses de ambos con requerimientos de una mejor sociedad y cuidado del medio ambiente? Mas aun, el proceso mismo para dar respuesta a estas interrogantes es dinámico, de dialogo y descubrimientos. Una respuesta ideal para este desafío es que este diálogo pueda ser a través de los gremios.

La historia de los gremios en Chile y el resto del mundo, se distingue por dar voz a una causa por sobre un interés particular, más aún cuando lo hace desde la representación de agentes con intereses particulares. El gremio pone sobre la mesa valores e intereses que benefician a una mayoría, un sector, por la calidad de los productos o por el impacto de los servicios entregados. Se vuelve aquel espacio seguro en que autoridades y sociedad pueden de forma transparente y segura representar sus puntos de vistas y buscar la mejor solución. Este valor gremial en la eficiencia energética es fundamental para con los socios para salvaguardar su ética y honor, para las autoridades que supervigilan el sector y su desarrollo, como también para las personas o sociedad civil, informada, opinante, observadora y beneficiaria de la eficiencia energética. No hay cabida para las malas prácticas cuando los antecedentes son claros y puestos sobre la mesa a la vista de todos.

Cuando el país toma el bastión de la transparencia y de la lucha contra la corrupción, Anesco Chile A.G., es más exigente y frena cualquier atisbo que haga dudar de su leitmotiv. Tenemos el compromiso cierto para reforzar nuestro código de ética y así velar por la honra de todos quienes pertenecen al gremio y, como tal, actúan conforme a valores propios de una sociedad sana y que aspira a un crecimiento responsable y sustentable.

La eficiencia energética de la mano de una ley atraerá a más inversionistas a esta industria. El poder trabajar bajo una lógica gremial que vele por los intereses comunes de la mano de los compromisos país y de una forma que nos dignifique a todos quienes trabajamos en EE, más que nunca, será crucial.

( opinión expresada en la columna, es de responsabilidad exclusiva de su autor)
Facebooktwitterlinkedin
News Reporter
Revista Energía es el punto de encuentro de temas de interés nacional e internacional, convirtiéndola en un medio global.