Gerente general de Enel Chile: “Ahora es el momento de desarrollar todo el valor que tiene Enel Chile”
Facebooktwitterlinkedin

Desde octubre es el nuevo gerente general de Enel Chile, pero Chile es un país conocido para Paolo Pallotti. El italiano que ingresó al grupo en la década de los 90 estuvo presente cuando Enel compró Endesa España, el año 2009. (LTPulso)

La operación, recuerda Pallotti, causó mucha efervescencia en Europa, “porque fue una operación muy intensa, dado que en Europa la compra y la venta de una gran compañía española causaba mucha efervescencia”. Y desde esa época recuerda también la extraña estructura que tenían las inversiones en Chile, al mando, en ese momento, de Enersis.

“Era una operación muy complicada, con una estructura donde no estaba solo Chile, sino toda Latinoamérica”, dice.

Por eso, indica hoy desde el piso 17 de Santa Rosa 76, la nueva estructura que Enel diseñó para Chile y la región es más transparente, lo que beneficia al inversionista, recalca.

Beneficio que, además, le toca hoy explicar al mercado, luego de dar a conocer el nuevo plan de inversiones del grupo, el primero que formalmente incorpora el aporte de Enel Green Power (EGP), brazo renovable de Enel, en el mercado de generación del holding en Chile.

Se trata de un programa que está pensado para ejecutarse en tres años y que contempla el desembolso de US$ 1.400 millones solo para la expansión de EGP en Chile y la suma de 1.100 MW adicionales de energía renovable a su actual capacidad de generación.

Con este programa, la italiana se pone a tono con el nuevo modelo de generación eléctrica que está impulsando Chile, donde las energías verdes tendrán un mayor protagonismo, y se pone a tono también con el plan de descarbonización que impulsa el país, diseño, adelanta, que ya está listo para ser mostrado a la cartera que lidera Susana Jiménez.

Con esta nueva hoja de ruta, ¿Enel deja atrás los cambios dramáticos que sucedieron en Chile durante los últimos años?

-Claramente, ahora es el momento de desarrollar todo el valor que tiene la compañía, porque todo esto fue un proceso para llegar a esto y ahora vamos a desarrollar nuestro plan en un encuadre que está cambiando y que también está impactando nuestro negocio, porque hoy estamos en una mesa de descarbonización con la ministra de Energía (Susana Jiménez).

También estamos desarrollando el negocio con el cliente final y empujando con fuerza la digitalización de la red.

¿Cuál será el foco de este nuevo plan?

-Es una ruta nueva para esta compañía. Tenemos una inversión muy importante. Estamos hablando de más de US$ 2.100 millones que se enfocan en las energías renovables, donde se destinarán US$ 1.400 millones, que es la energía que se va a desarrollar en este país.

También tiene una inversión importante para distribución, estamos hablando de US$ 500 millones. El primer mensaje que hay que destacar es el crecimiento de las inversiones, el tener una compañía que tiene integrada la generación convencional, la hidro y la generación de energías renovables.

Todo eso permite un desarrollo muy importante del negocio de generación. También vemos la posibilidad de desarrollar el negocio de la distribución con una mejora de la conectividad, de la eficiencia y de desarrollar el negocio del cliente final, porque hoy tenemos un cliente cada vez más evolucionado.

En generación, ¿qué inversiones serán centrales?

-Lo más importante será la energía solar, donde desarrollaremos tres proyectos que en total tendrán una capacidad de unos 750 MW, un proyecto eólico que ya estamos trabajando en el estudio ambiental y que tendrá una capacidad de 130 MW y la ampliación del proyecto geotérmico, Cerro Pabellón (28 MW).

En total, considerando Los Cóndores (156 MW), estamos hablando de 1.100 MW adicionales. Son proyectos que están bien identificados, si bien deben ser aprobados por un comité, pensamos que es un desarrollo muy sólido y que vamos a hacer en tres años.

¿El aumento de plan de inversión, en el mundo de la generación, solo se explica por la inversión que el grupo está haciendo en Enel Green Power (EGP)?

-Casi todo será Enel Green Power. La matriz de generación del Enel Chile tiene hoy las renovables que las vamos a ir desarrollando con una línea de proyectos mucho más clara. Vamos a añadir 1.000 MW de energía en el perímetro y también la inversión contempla la mantención y modernización de las centrales térmicas existentes.

Ahora, claro, el tamaño de la inversión que se pone sobre las energías renovables es mucho más que lo que se hará en energía convencional.

¿Tampoco habrá inversiones en base al gas natural?

-No vamos a desarrollar más centrales a gas y hoy tenemos un contrato de gas con Argentina, pero es un contrato que no va a reemplazar a la energía renovable, porque no tiene ningún sentido.

La generación de centrales de ciclo combinado con Argentina puede tener un precio competitivo sobre el carbón, pero no con la renovable.

¿El aspecto “más competitivo” solamente lo lograron introduciendo a EGP dentro del negocio de la generación?

-El mix que tenemos ahora nos permite tener una posición competitiva. Hoy las renovables tienen un margen que es mucho más interesante que el térmico. Por un lado, tenemos la ventaja de tener un portafolio integrado con tecnología térmica y la energía renovable, con la hidro incluida, que es lo que hoy hace la gran diferencia.

Y el lograr un posicionamiento de margen más interesante nos permite ofrecer un precio atractivo también al cliente, por eso tendremos esta evolución del mix para el mercado libre, lo que para nosotros es muy importante.

Ese liderazgo se consigue a través del brazo renovable, es decir, hoy tenemos una capacidad muy competitiva que permite posicionarnos de manera muy contundente con el cliente final.

¿Enel Chile ya tiene definido cuáles serán las primeras centrales a carbón que comenzarán a cerrar?

-Hay un análisis del impacto medioambiental y también del impacto económico. Claro que hoy hay plantas que no son muy utilizadas y que tienen problemas técnicos y que tienen una antigüedad, y esos elementos se van a posicionar en un análisis de salida que, por otro lado, se compensa con un desarrollo de energía limpia.

No adelantaré las posibles salidas o los tiempos de salida, porque ese plan lo tenemos que compartir primero con el gobierno.

¿En qué fase de elaboración está ese plan de descarbonización?

-Estamos trabajando para compartir el plan con el ministerio cuando ellos pongan la fecha para la discusión. No tenemos retrasos respecto de este tema.

Usted comentaba al inicio que ahora es el momento de desarrollar el valor de la compañía, ¿antes no estaban dadas esas condiciones?

– Sí estaban, pero ahora tiene más. Esta empresa es la utilities más importante de este país, porque tiene la generación y la distribución y hoy tenemos una compañía que destaca con una nueva capacidad de renovables.

Junto con eso, tiene un desarrollo que ahora se va a concretar de la mano de Enel X con los proyectos que tenemos. Pero hay un conjunto de cosas que empujan a esto y una de ellas es la sensibilidad medioambiental y que se explica por una discontinuidad en el mundo del carbón y el uso más fuerte de nueva tecnología, y todo eso está aumentando cada vez más.

Hoy, nosotros tenemos esta compañía que puede tener una posición muy fuerte en este nuevo mundo que estamos viendo.

Dado este nuevo escenario, ¿la fusión entre Enel Generación y EGP finalmente queda descartada?

-No es un primer mandato, no es una cosa que está en este plan de desarrollo.

¿Pero sí lo están analizando?

-Uno analiza obviamente todas las posibilidades de utilización, pero no es una cosa urgente, no es una cosa que estamos intentando finalizar.

¿Pero se ha conversado?

-No de manera profunda.

¿Y por qué no, dado que el crecimiento de Enel Chile hoy día va a ser por el lado de EGP?

-Porque ahora lo importante es poner en marcha este portafolio. Una vez que este portafolio esté bien, vamos a ver si hay acciones de optimización, pero hoy no es algo que tenga prioridad para el desarrollo de la compañía.

Mejor performance financiero

¿Con este plan quieren volver a posicionarse como la eléctrica más relevante del mercado?

-Enel Chile es una compañía que se posiciona como única en este mercado energético. Somos líderes en la generación en Chile, tenemos una posición muy fuerte en las renovables y una capacidad hidro muy fuerte y un portafolio de ventas relevantes.

Por eso la posición de esta compañía es de liderazgo en un mercado que tiene un cambio muy rápido y nosotros estamos haciendo todos los cambios para competir y ser mejor en este nuevo paradigma energético.

Entonces, ¿qué se busca con este nuevo plan?

-Lo fuerte de esta compañía es tener un portafolio de negocios que va a desarrollar todos los aspectos importantes del negocio energético. También generará una fortaleza financiera importante que permite llenar toda la caja para cubrir el gasto de las inversiones más el pago de los dividendos y además, la caja seguirá estando en números positivos.

Es una fortaleza que es muy importante porque permite crecer, generar caja e invertir y crear valor para las inversiones y tener números positivos en términos de generación de caja para reducir la deuda.

¿Qué otras cosas quieren hacer con esa mayor caja?

-Tenemos dos direcciones muy claras de desarrollo: renovables y distribución y cuando tenemos una deuda reducida podemos ampliarla para tener mayor disponibilidad de recursos para desarrollar el negocio renovable, comprar proyectos y también para el negocio de distribución.

En el tema de distribución, ¿qué inversiones realizarán para hacerse cargo de los sucesivos cortes de energía eléctrica que tienen los clientes de la Región Metropolitana y también para hacerse cargo de lo que la misma autoridad califica como “mala calidad de servicio”?

-En relación a la calidad de servicio, si uno mira los números como están ahora, tenemos dos cosas. Una es que el regulador pone un objetivo importante de performance de la red y nuestra performance está dentro de las mejores, comparadas con las grandes ciudades del mundo.

Si vamos a ver el número de interrupciones, es un número muy cercano al nivel europeo, pero acá lo relevante es la cercanía con la gente y la imagen. El cliente tiene la razón, si tiene un corte, necesitamos explicar bien lo que está pasando y estar de manera rápida con la información y con la gestión del corte, eso es algo que estamos haciendo, pero el tema de la nevazón fue una cosa excepcional y es una experiencia que nos pone a actuar en una estrategia de mejor cercanía con la gente.

Pero ha habido más cortes de luz, eso es algo que en Twitter se puede ver y me imagino que ustedes siguen esa tendencia…

-Si vemos los números, hemos tenido un 2017 que ha tenido el evento del viento y la nieve y claramente la performance no fue buena. Pero el 2018 tiene una performance que es de nivel.

Necesitamos empujar grandes inversiones para esto, con los medidores inteligentes habrá una gestión más rápida, porque podemos identificar de forma inmediata dónde están los cortes, y con la capacidad de telemando, se puede gestionar mejor la red gracias a los medidores inteligentes.

También hay que mejorar la resistencia de la red, que son los problemas que puede tener una ciudad como Santiago, donde hay una red aérea que está muy cercana a árboles.

En el plan de Enel, a nivel de grupo, ¿Chile qué lugar ocupa?

-Lo que me gusta destacar es que Chile tiene una mezcla de negocios que es muy parecido a lo que es la mezcla del negocio del grupo. El desarrollo estratégico es el mismo: renovables y red eléctrica.

Por eso Chile refleja, en la dimensión de un mercado chileno, lo que es la matriz de negocios del grupo, y por eso tiene una importancia estratégica que es más grande que el tamaño mismo del mercado. Acá tenemos un plan de instalar medidores inteligentes hasta el año 2024 y eso es una cosa que pasa acá primero.

¿La ampliación del plan de inversiones también tiene que ver con un cambio de perspectiva del crecimiento del mercado chileno?

-Lo que cambió fue la matriz objetiva del país, de tener siempre energía más limpia, entonces nosotros pensamos que tenemos todas las capacidades de llegar a esta nueva matriz. Eso nos pone en una posición de ventaja con el cliente final por la venta de la energía y para el desarrollo del plan que tenemos.

Entonces, hoy están las condiciones para hacerlo, porque pensamos que así vamos a crear más valor añadido para las inversiones.

¿Pero el valor se va a generar, a través de la venta de energía a clientes libres más que regulados, habrá un cambio en esa torta?

-Si se mira el portafolio de venta, el mercado regulado se irá reduciendo más, y lo que crece es el mercado libre. Lo que pensamos es que con esta matriz podemos posicionarnos mejor en el mercado libre, porque la diferencia la hará el crecimiento del mercado libre.

HidroAysén: “Es el término correcto y justo de un proyecto que está fuera de los tiempos de hoy”

El viernes, el gerente general de Enel Chile destacó en conversación con los inversionistas que el proyecto Los Cóndores lleva un 71% de avance en su construcción y que su puesta en marcha se estima para 2021.

A la fecha, agregó, se han invertido entre US$ 550 millones a US$ 600 millones y que aún queda por desembolsar un poco más de US$ 500 millones.

La inversión, una vez materializada, será la última gran central hidroeléctrica que el grupo impulsará, pues el nuevo plan de inversiones contempla la construcción de solamente una mina hidro en la zona del Maule.

Pero el ejecutivo también destaca que Los Cóndores e HidroAysén, sociedad con Colbún que tuvo su último directorio en septiembre pasado, marcan el ejemplo de “los viejos tiempos” de la generación.

En septiembre fue la última reunión de directorio de la finiquitada sociedad creada con Colbún para desarrollar HidroAysén, ¿ese evento para Enel implica el cierre de una época compleja?

-Es el término correcto y justo de un proyecto muy largo que está fuera de los tiempos de hoy. Hoy día no se hace HidroAysén, sino que se hacen renovables de otro tipo, con un impacto medioambiental diferente y con una rentabilidad y trayectoria diferentes.

No es más el tiempo de inversiones hidro que contemplan muchos años de construcción y de gran tamaño. Es el tiempo de inversiones ágiles, que llegan al mercado cuando el mercado las necesita.

¿Con el término de la sociedad, la empresa se sacó una “pesada mochila” que lo marcaba con las comunidades?

-Es demasiado importante decir que nos hemos sacado un peso de encima. Es un cierre de una operación que ya no tiene relación con el mercado actual. Este proyecto podría haber tenido sentido en otra época, pero hoy no.

Fuente: LTPulso

 

Facebooktwitterlinkedin
News Reporter
Revista Energía es el punto de encuentro de temas de interés nacional e internacional, convirtiéndola en un medio global.