“BYD fue el pilar fundamental para fomentar la electromovilidad en Chile”
Facebooktwitterlinkedin

La unión público y privada en el avance en la movilidad eléctrica en el país, es un ejemplo que le otorgará a Chile estar en las primeras posiciones a nivel mundial en la introducción de vehículos eléctricos.

BYD fue la primera empresa en traer un bus eléctrico al país el 2015. Y hoy se está ad portas de que 100 presten servicio en el Transantiago. Revista Energía conversó con Tamara Berríos, Country Manager de la empresa china, reconocida mundialmente por su desarrollo en electromovilidad.

¿Cómo visualiza usted, desde la perspectiva de la empresa que representa como Country Manager, la llegada de los primeros buses eléctricos al país ? 

Esto representa el inicio de ventas masivas, porque al vender una flota de cien, ya nos estamos posicionando con una infraestructura más grande, y con un poder de postventa y de ventas mayor al que teníamos antes. Y además, porque pensamos que Chile es justamente una plataforma ideal para que este tipo de negocios puedan ser replicados para otros países de la región.

 Para la licitación de transporte público, donde el gobierno ha anunciado aumentar a 600 los buses eléctricos, ¿planean participar en unión a otra empresa que se presente a licitación?

Nosotros lo que planeamos es seguir comercializando vehículos. El formato en el que nos presentemos todavía no está claro, hasta que no salgan los pliegos finales de la licitación que nos permitirán saber cuál es el formato legal para presentarse. Sin embargo, por lo que ya se ha visto en los contenidos esenciales, esta licitación tiene una primera parte que es para provisión de flota, y nosotros estamos evaluando si vamos a ser proveedores de flota directamente o si vamos a aliarnos con alguien, esperando ver qué detalles vienen tratados más profundamente en las bases.

Si el transporte responde al 20% de las emisiones en Chile, ¿considera que los planes para electromovilidad aún están muy lejos de la experiencia que BYD ha vivido en otros países, especialmente, China?

China es un referente, pero además tiene un avance gigantesco respecto a cómo el transporte público ha ido apoyando la inclusión de tecnologías no contaminantes. Sin embargo, tenemos que entender que estas experiencias empezaron hace 10 años en China, y hoy día la situación internacional y mundial -a raíz de cómo han subido los grados de temperatura por el calentamiento global- implica que esta aceleración y esta inclusión de tecnología cero emisiones podría ser más rápida que las que se demoraron anteriormente en China. Si en China se demoraron 10 años en tener una flota eléctrica completa como en la ciudad de Shenzhen, es probable que nosotros no nos demoremos 10 años en tener la ciudad con una flota pública eléctrica sino que nos demoremos menos.

¿Cuál o cuáles son las razones que atrajeron a BYD a instalarse en Chile?

Básicamente, esto responde a una estrategia global de la marca. Debido a que nuestra matriz regional está en Estados Unidos, la estrategia global era que nos instalemos en los países más importantes de la región. Nuestra primera oficina en Sudamérica fue en Brasil, donde tenemos una planta de ensamblaje de baterías y de ensamblaje de buses, y también de paneles solares. Nuestra segunda y tercera oficina fueron Colombia y Chile. Después hemos empezado a fundar más oficinas en distintos países. Hoy estamos en Ecuador, en Perú, en Panamá, en Argentina, en México, en Costa Rica. Justamente, cuando como BYD pensamos en iniciar estos proyectos de electromovilidad, teníamos que hacerlo con oficinas propias que se encargaran de desarrollar proyectos, y eso nos desvinculó un poco de la mano de los normales importadores que hay en estas áreas en todo América Latina.

BYD ¿está participando en los planes del Gobierno (como otras empresas) para fomentar la electromovilidad?

BYD fue el pilar fundamental para fomentar la electromovilidad en Chile. Nosotros fuimos la primera marca que llegó con un bus eléctrico el año 2013, iniciamos operaciones oficiales del primer bus eléctrico certificado por el Ministerio de Transporte el año 2015, así como ese mismo año empezamos las primeras operaciones de taxis eléctricos, certificados y apoyados por el Gobierno de Chile. Por lo tanto, nosotros somos la empresa que llegó a abrir la electromovilidad en el país, y eso ha tenido unos resultados super positivos, tanto para nosotros como para nuestros competidores, a los que le hemos abierto camino en un mercado como Chile.

¿Considera que el cambio a electro movilidad en el uso privado, responde solo al alto precio de los vehículos eléctricos?

No tiene que ver solo con el precio, tiene que ver también con la red de carga y con las facilidades que se den para que la gente pueda cargar los vehículos en su casa. Por lo tanto, requiere una plataforma distinta a la implementación de flotas por ejemplo en el transporte público, donde tienen un punto de carga particular en los terminales de los buses. Aquí, hay que implementar una red de carga que le permita a la gente tener la confianza de tomar el automóvil e ir hacia distintos puntos sabiendo que van a tener donde cargar el vehículo. Es algo que va más allá que el poder adquisitivo.

¿Cómo planean entrar competitivamente en el mercado de transporte público y privado con los vehículos eléctricos que BYD produce? 

BYD es una de las pocas marcas, sino la única, que tiene una amplia variedad de vehículos para ofrecer en el mercado de la electromovilidad. Sin embargo, nuestra estrategia fundamental está enfocada en el área de los vehículos de servicio, es donde tenemos más variedad: buses, camiones, monorriel, trenes ligeros y vehículos livianos de servicio, como automóviles para ser taxi y furgones de carga o de reparto.

¿Cuál sería el precio más competitivo para entrar en el mercado nacional?   

Esa es una pregunta que no tiene una respuesta clara; yo no puedo definir un precio más competitivo, primero porque depende de qué producto, y segundo, depende de cuántos competidores hay en el mercado. Normalmente en Chile, que es un mercado abierto, competitivo, los precios se van regulando en la medida que los competidores ingresan y definen su rango de utilidad.

¿Cómo evalúan el mercado nacional en la aceptación de vehículos eléctricos?

Durante el último año, dado el soporte que el mismo gobierno le ha dado a los proyectos de electromovilidad, el conocimiento, la aceptación y el interés de la ciudadanía ha sido cada vez mayor. La plataforma de comunicación y de exhibición que se va a establecer a través de esta primera flota de buses eléctricos es muy importante para que la gente conozca y confíe en la tecnología y esto pueda abrir después los mercados hacia otras áreas.

Revista Energía

 

Facebooktwitterlinkedin
News Reporter
Revista Energía es el punto de encuentro de temas de interés nacional e internacional, convirtiéndola en un medio global.