Se inauguró único laboratorio solar experimental con paneles fotovoltaicos bifaciales en Latinoamérica
Facebooktwitterlinkedin

Por Emerson Flores, enviado especial.

En una ceremonia realizada en el laboratorio experimental del parque solar “El Águila” en Arica, Engie Laborelec Latinoamérica inauguró el proyecto de paneles fotovoltaicos bifaciales, una nueva tecnología en plantas solares a gran escala.

Revista Energía visitó este innovador sistema que permite absorber la energía solar por ambas caras de los paneles, recibiendo luz solar desde el cielo y desde el suelo producto del rebote. Por ello, se perfila como una alternativa energética para incrementar el rendimiento de la energía solar fotovoltaica convencional entre un 10% y 15%, produciendo mayor energía por kWh en la misma área emplazada, sin acrecentar los costos del proyecto global.

La energía fotovoltaica bifacial está emergiendo como una nueva tecnología para plantas de energía fotovoltaica, principalmente en regiones con niveles muy altos de radiación solar, motivo por el cual, Engie Energía Chile y Engie Laborelec Latinoamérica decidieron innovar e iniciar este proyecto piloto con la instalación de 128 paneles fotovoltaicos bifaciales.

El laboratorio al natural de radiación solar está construido con tecnología de rango mundial, y los operadores y técnicos son todos profesionales chilenos y extranjeros expertos en el área.  Dicha inversión se debe a que alrededor de 1 GW de los sistemas fotovoltaicos en todo el mundo ya se basan en tecnología bifacial, por lo tanto, la planta solar “El Águila” hoy representa el 0.25% de la capacidad fotovoltaica acumulada global.

“Esta es una tecnología que aún no se conoce bien, y por ello queremos investigarla a través de equipos de medición de calidad internacional que hemos instalado en el laboratorio solar “El Águila” de Arica. Esto con el objeto de elevar el rendimiento energético y así contribuir a la transición energética que vive Chile”, aseguró Antonio Alarcón, Gerente General Laborelec Latina América.

Alarcón, agregó “que el gran desafío es probar a los bancos que las tecnologías fotovoltaicas funcionan, y con ello, bajar las incertidumbres de los empresarios para obtener inversión”.

Al laboratorio experimental de paneles fotovoltaicos bifaciales, se le suma un parque de paneles monofocales y dos grandes paneles con sistema tecnológico fotovoltaico construido con lentes Fresner. Este último está compuesto por miles de lentes o lupas Fresner que concentran la luz y se enfocan en cada una de las celdas, produciendo más energía por metro cuadrado que los panales tradicionales.

El proyecto fotovoltaico “El Águila” tiene el reto de convertirse en un lugar de experimentación internacional por estar emplazado en uno de los lugares más irradiados del planeta, además, de ser el gran laboratorio experimental de Latinoamérica pues desde aquí se deberían entregar señales y claros resultados sobre cómo obtener mayor rendimiento de este tipo de energías renovables no convencionales (ERNC), para ser usadas en la arquitectura y construcción de las empresas y viviendas del siglo XXI.

Revista Energía

Emerson Flores, enviado especial

 

 

Facebooktwitterlinkedin
News Reporter
Revista Energía es el punto de encuentro de temas de interés nacional e internacional, convirtiéndola en un medio global.