Energías Renovables

Regulador ambiental aprueba proyecto eólico de Mainstream Renewable en Chile, valorado en US$400M

Facebooktwitterlinkedin

El proyecto Llanos del Viento, que estará ubicado en la ciudad de Antofagasta, al norte de Chile, contará con 42 aerogeneradores y tendrá una capacidad instalada de 222,6 MW, lo que equivale al consumo energético de unos 168 mil hogares al año.

El Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la región de Antofagasta, al norte de Chile, aprobó la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del parque eólico Llanos del Viento de la empresa Mainstream Renewable Power Chile.

El proyecto, que involucra una inversión total de US$400 millones, contará con 42 aerogeneradores y tendrá una capacidad instalada de 222,6 MW, lo que equivale al consumo energético de unos 168 mil hogares al año.

La iniciativa estará ubicada 34 km al este de la ciudad de Antofagasta y se conectará al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) en la Subestación Eléctrica O’Higgins mediante una línea de alta tensión de 220kV.

Manuel Tagle, gerente general de Mainstream para Latinoamérica, destacó la aprobación de esta RCA, que se suma a la otorgada la semana pasada por las autoridades de Atacama al parque solar de la compañía, Valle Escondido.

“Esta noticia es un nuevo hito en el avance de los proyectos que estamos desarrollando en Chile, consolidando a Mainstream como el mayor desarrollador de proyectos ERNC en el país y contribuyendo al proceso de descarbonización de la matriz energética nacional”, dijo.

El parque eólico Llanos del Viento se transforma así en el quinto proyecto de Mainstream en obtener su RCA en la Región de Antofagasta. En marzo de este año, la compañía obtuvo la aprobación para el proyecto solar Pampa Tigre, que se suma a las resoluciones de los proyectos eólicos Cerro Tigre, Tchamma y Ckani.

En conjunto, estos proyectos suman más de 800 MW de energía limpia en una región abundante en fuentes de ERNC, pero que en la actualidad es la con el mayor número de centrales termoeléctricas en operación.


Fuente: América economía

Facebooktwitterlinkedin
Subir